¿Para qué sirve un psicólogo?

¿Para-qué-sirve-un-psicólogo?

Muchas personas viven con la creencia que solo quienes estén locos son los que deben acudir a un psicólogo, y la verdad es que no es así; al igual que sucede cuando alguien está enfermo físicamente y decide acudir al médico, así mismo, cuando alguien se encuentra enfermo (por así decirlo) mental y emocionalmente, debe acudir a un psicólogo.

Por otro lado, también se piensa que la razón para ir a un psicólogo es solo para desahogarse, recibir algún tipo de consejo y ayudar a una persona a conocerse mejor; sin embargo, por muy raro que parezca, ese no es el objetivo principal de un profesional de psicología, si una persona tiene esta creencia, es entendible porque muchas personas cuestionan el trabajo de un psicólogo.

Para empezar, si una persona lo único que desea es desahogarse, esto lo puede hacer con un amigo en forma anónima a través de internet, o en un diario. En cuanto a los consejos, estos provienen más de la experiencia de una persona, lo psicólogos más bien se centran en dar pautas, algo muy distinto a solo aconsejar, y si lo que espera es conocerse mejor, la ciencia ha demostrado que quien conoce mejor de sí mismo, es la misma persona.

Todo esto quizás lleva a preguntarnos ¿entonces para qué sirve un psicólogo?

Como vemos, un psicólogo se trata de un especialista de la salud mental, que ayuda a que una persona pueda cambiar su conducta y la estructura del pensamiento, ya sea para contribuir a que esta afronte mejor las dificultades, así como ayudarla a suprimir algún problema.

Esto lo hace por medio de herramientas humanísticas de aprendizaje de la actividad fisiológica del ser humano, y también de los diversos análisis diferidos que han visto en la persona, lo cual les permite desarrollar procedimientos o técnicas que sean útiles para cada variante que requiera ser modificada.

Un profesional de la salud mental ha estudiado cada uno de esos aspectos sin la necesidad de haberlo vivido; de manera que se es un experto a la hora de ayudar a un individuo a que cambien su comportamiento.

Al seguir las pautas señaladas por un psicólogo, una persona encuentra la dirección más rápida para cambiar aquello que lo hace sentir inútil, inconforme con si mismo o sencillamente mal, y le ayuda a mejorar en gran manera su modo de vida.

Asistir a una consulta con un psicólogo contribuye a que una persona pueda modificar algún mal hábito, o para solucionar algún conflicto grave que la haya estado perjudicando desde hace varios años, el cual haya sido causado por la misma persona, o es algo a lo que tiene que hacer frente.

Preparación de los psicólogos

Una de las cosas que ayuda a aumentar la confianza en los psicólogos, es conocer la preparación que han obtenido de antemano. Para que una persona puede obtener un título en psicología debe estudiar una carrera de aproximadamente 5 años, con el fin de tener una capacitación de calidad.

Por otro lado, para obtener un doctorado, este deberá estudiar otros 4 o 6 años, luego de terminar la carrera universitaria. Algunas de las áreas en las que se especializara son: estadística, bases biológicas, cognitivo-afectiva, además de sociales de la conducta y distinciones individuales, ética, terapia psicológica y adiestramiento especial en evaluación.

Pero eso no es todo, luego de que estos ya hayan obtenido la licencia, deben seguir capacitándose en su área especializada de forma continua, lo cual lo hacen tal como lo estipula la licencia y el precepto estatal correspondiente, cursando diversas horas de crédito cada año.